Clasificados

Recomendaciones para adquirir una vivienda:

A. Comprar o alquilar

Adquirir una vivienda o propiedad es una decisión importante ya que incurre ciertos gastos de consideración, La primera decisión que debes tomar es saber si deseas acceder a la vivienda mediante un contrato de compraventa, o bien a través de un contrato de arrendamiento o alquiler. Sin embargo las dos opciones tienen ventajas y desventajas que deberás valorar con detenimiento para ver cuál de ellas se adapta mejor a tu perfil.

COMPRAR

El proceso de compra de una propiedad no es nada fácil involucra la tramitación de documentos legales que deben ser revisado detenidamente para evitar futuras contrariedades.


Al comprar necesitas recomendaciones legales y profesionales que te ayuden en tu decisión de compra. Es importante hacer todos los trámites relativo a la compra de una propiedad con tiempo para que puedas escoger, comparar y analizar detenidamente cuales son las opciones más rentables y tener más posibilidades de acertar en su nueva compra, ya que podrás ver un mayor número de propiedades.



Ventajas

Desventaja

1. La propiedad se revaloriza con el paso de los años. 1. La compra de una vivienda puede ser un proceso largo y complicado y puedes necesitar asesoramiento
2. la adquisición de un patrimonio, por otra parte, es enanejable a terceros o transmisible por vía hereditaria 2. Los costos son más altos que un alquiler.
3. Actualmente los tipos de interés de los son más convenientes. 3. Las reparaciones y el mantenimiento también corren a cargo del propietario
4. La adquisición de una propiedad brinda seguridad y respaldo en un futuro. 4. Después de comprar una vivienda puede resultar más difícil volver a realizar mudanzas para adaptarse a una nueva localización o lugar de trabajo

ALQUILAR:

Al alquilar un a propiedad se debe establecer claramente cuales son los compromisos que se adquiere y pautas de responsabilidad de daños. El alquiler de una propiedad no te da un compromiso definitivo y te puede ayudar a tu decisión de una compra futura de una casa o apartamento en base a tu experiencias en alquiler.

Ventajas Desventajas
1. No tiene un compromiso definitivo con la propiedad. El dueño de la propiedad tiene un tiempo establecido para poder rescindir del contrato de arrendamiento
2. Permite una inversión de capital menor a corto plazo. 2. Esta opción no permite al inquilino realizar obras en la vivienda ni redecorarla
3. Se puede establecer el periodo de tiempo que desea estar en la propiedad. 3. No brinda una estabilidad al no ser una vivienda de propiedad.
4. El alquilado no tiene responsabilidad sobre daños del inmueble ni con los gastos de mantenimiento de la propiedad.

B. Vivienda nuevo o de segunda

Las viviendas de segunda mano, aunque suelen ser más baratas que las nuevas y pueden ser interesantes para el comprador por ubicarse en zonas céntricas o bien porque el plazo de entrega es bastante inferior al de una vivienda nueva. Sin embargo una vivienda de segunda puede presentar ciertos deterioros en comparación con una nueva.

C. Ubicación de nuestra propiedad

Es importante saber donde queremos vivir hay que tener en cuenta la cercanía de la propiedad con algunos puntos de interés como centros comerciales, colegios, zonas verdes o cercanía a su trabajo. Recuerde que todos estos detalles podrán revalorizar tu vivienda si en el futuro decides venderla. Por ejemplo, un matrimonio con hijos le convendría una vivienda próxima a la escuela o que esté rodeada de zonas verdes.

D. Como desea su propiedad

Debe estar claro, que detalles o extras son importantes que posea su propiedad, ejemplo: si desea balcón, patio o terraza, que tenga un determinado número de habitaciones o superficie y que cuente con algunos extras (cuarto de empleada, ascensor, servicio de portería...). Saber lo que queremos y lo que no queremos nos ayudará a hacer una buena decisión.

E. Presupuesto

Se tiene que estar claro con su presupuesto para poder escoger una propiedad accesible a nuestros bolsillos. Hay que tomar en cuenta que al precio de la vivienda deben sumarse una serie de gastos adicionales procedentes de impuestos y trámites relacionados con la compra. En caso de alquiler se debe pagar siempre por adelantado el primer mes más depósito.