Como Comprar Un Carro Usado, Y Sacar una Placa de Circulación


Si decides comprar un carro usado, es una decisión inteligente. Puedes obtener un carro usado casi tan bueno como si fuera nuevo. Los carros usados – aún si solamente tiene un año- están del 20 al 30 % depreciados al año. Los tres lugares comunes para comprar carros usados son propietarios particulares, lotes de carros usados, y las agencias de autos nuevos.



Entre estos tres los propietarios particulares son los que cuentan con los precios más razonables,, aunque existen ventajas de comprar un carro usado en las agencias de autos, ya que muchos de ellos son aceptados en concepto de trade-in a precios muy bajos. Si haces una oferta considerable, podrías hacer un gran trato.  Pero éstas oportunidades no son muy frecuentes.

Puedes visitar lotes de carros usados, para evaluar cuál de ellos cuenta con la mejor oferta.  Cuando encuentres el auto que te interesa, contrata a un mecánico autorizado para que inspeccione el vehículo y evalúe sus condiciones; es muy importante evaluar lo siguiente:

  • - Aceleración del auto.
  • - Millas recorridas
  • - Visibilidad
  • - Ruídos en el motor cuando se acelera el auto. Muchos de los carros usados en Panamá, ofrecen pequeñas garantías para el motor y la transmisión, de 3 a 6 meses.
  • - Respuesta de los frenos
  • - Suspensión del auto
  • - Espacio de carga

Después que confirmes que el auto está en buenas condiciones, inicia la negociación del precio y la forma de pago. Si no cuentas con dinero suficiente para pagar en efectivo, puedes acudir a un Banco para un financiamiento, que es la mejor manera, ya que te ayuda ahorrar dinero y te da mayor control sobre la transacción.  Debes de tomar en cuenta los pagos mensuales al banco y gastos de reparación del auto.

Para negociar el precio, toma en consideración lo siguiente:

  • - El precio del auto debe ser acorde a las condiciones del mismo ( millage, año, presentación y popularidad, condiciones).
  • - Siempre hazle saber al vendedor que tienes el dinero en mano.
  • - Sólo entra en negociaciones con quien te sientas a gusto como persona.
  • - Haz una primera oferta baja, a ver que te responde el vendedor.
  • - Decide de antemano, cuan alto puedes llegar en la oferta, y cuales son tus límites.
  • - Se paciente, planea que te tomará aproximadamente una hora la negociación.
  • - Deja la negociación si te sientes cansado o hambriento.

Una vez acordado el precio, para cerrarlo  hay que hacerlo legal.  Asegúrate de que el auto mantenga una póliza que cubra daños a terceros, documento requerido por las autoridades de tránsito en nuestro país (polizas varían de $200-$500 por año.), y de que él título registros sean propiamente transferidos a tú nombre.

Tomando en consideración este aspecto es mejor obtener el carro a través de lotes de carros usados, porque usualmente ellos ofrecen todo el papeleo, lo que se convierte en algo pesado, especialmente para los extranjeros que no conocen los lugares y requerimientos, agregandole un costo adicional a la transacción, que puede variar de $100.00-$120.00. La persona llevará los documentos para realizar la transferencia al Municipio de Panamá, para verificar las placas o permisos de circulación, que todas se encuentren al corriente, para poder realizar el papeleo. Los carros usados deben portar su placa y calcomanía de circulación del año. Sí quieres no tienes que esperar a que el todo el papeleo sea realizado, puedes llevarte el carro a casa, y el negociante te puede avisar cuando este listo. 

Si decides contratar un abogado puedes ir con él, a realizar los trámites al Municipio, deberás llevar la siguiente documentación:

  • Copia de la cédula del propietario
  • Carta de transferencia ( la cual es provista por el municipio) propiamente firmada.
  • Inspección vehicular del año (revisado vehicular)
  • Registro único de propiedad vehicular
  • Paz y Salvo otorgado por el municipio, documento que indica que no debes nada de impuestos.
  • Pagar o pago de la última placa vehícular.

Entonces, revisa el contrato antes de firmarlo. Hecho el papeleo, es hora de relajarse y disfrutar tú compra: un buen carro usado.